¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas del teletrabajo?

Isaac Diaz
26.03.21
lectura de 7 minutos

Tradicionalmente el trabajo presencial ha sido la norma en nuestras sociedades, sobre todo porque en el pasado casi todas las tareas eran imposibles de hacer a distancia. Hoy en día, a pesar de que sigue habiendo muchos trabajos en los que la presencia física es necesaria, internet y sus herramientas han facilitado mucho un cambio de modelo para varias profesiones.

Aunque el teletrabajo es una opción, empezar a desarrollar esta modalidad de trabajo puede no ser adecuado para todas las personas por su tipo de trabajo, habilidades o forma de trabajar. Por eso, sus ventajas, desventajas y cómo empezar a teletrabajar, a continuación.

📝 Tabla de Contenidos

Principales ventajas del teletrabajo

Aunque existe la posibilidad de hacer teletrabajo siendo asalariado de una empresa, este artículo se centrará en profesionales autónomos que prestan sus servicios a una o más empresas. En cualquier caso, la mayoría de las ventajas y desventajas del teletrabajo como autónomo serán aplicables también a asalariados.

Estas son algunas de las principales ventajas del teletrabajo:

  • Mayor flexibilidad: puedes trabajar a cualquier hora desde la comodidad de tu casa en un horario adaptado a ti y a tus circunstancias personales. Es más, ni siquiera tienes que estar en casa y puedes incluso teletrabajar desde otro país.

  • No tienes que ir y volver a tu lugar de trabajo cada día: esto es especialmente relevante en las grandes ciudades o para las personas que viven en una ciudad distinta a donde trabajan. Ahorrarse el tráfico, los atascos o simplemente los tiempos de ida y vuelta es una ventaja lo suficientemente importante como para considerar esta modalidad de trabajo.

  • Ahorro en costes: como ya dice el punto anterior no tendrás que pagar por el transporte, pero eso además puede suponer ahorrarte también dinero en la comida si por tu tipo de trabajo tenías que comer fuera de casa y tu empresa no hacía frente a estos gastos.

  • Puedes trabajar al mismo levantarte: hay todo un movimiento de gente que presume de trabajar en pijama. Los expertos recomiendan evitarlo, pero lo cierto es que puedes asearte y prepararte a tu ritmo sin necesidad de esperar a estar presentable para hacer tus primeras tareas del día… ¡Salvo que tengas una videoconferencia a primera hora, claro!

  • Conciliación de vida familiar y laboral: el hecho de trabajar desde casa te permite una mayor disponibilidad para tu familia siempre que puedas mantener la mayor parte del tiempo la tranquilidad que necesitas para desarrollar tu trabajo. Por ejemplo, si tienes hijos y se ponen enfermos y no pueden ir al colegio, esto te permite cuidar de ellos esos días, aunque se reduzca un poco tu productividad.

  • Mejoras en la salud: hay un chiste que dice que siendo autónomo tu salud mejorará drásticamente porque no podrás ponerte enfermo si no quieres quedarte sin ingresos. Más allá de la broma, no compartir lugar de trabajo ni transporte con otras personas hace que las posibilidades de contraer alguna enfermedad contagiosa como la gripe sean mucho más reducidas.

  • Perfecto para personas con movilidad reducida: si tienes problemas de movilidad, sabrás que por mucho que haya mejorado la accesibilidad en las ciudades esta sigue siendo un reto. Trabajando desde casa puedes evitar muchos de esos problemas diarios al salir de casa y ahorrar tiempo y energía para tu trabajo.

  • Puedes convertirte en tu propio jefe como autónomo: si estás harto de rendir cuentas a tu jefe o consideras que tú podrías hacer mejor tu trabajo siendo tu propio jefe siempre puedes optar por crear tu propia empresa y hacer las cosas a tu manera. Puede ser arriesgado, pero el potencial de esta modalidad en lo económico es muy grande.

mujer-teletrabajando

Principales inconvenientes del teletrabajo

Además de las ventajas del teletrabajo, a nadie se le escapa que también hay una serie de inconvenientes asociados a este tipo de trabajo. Estos son algunos de los más importantes que debes tener en cuenta para decidir si el teletrabajo se adapta a ti.

  • Aislamiento: aunque evitarás las distracciones de ruidos o chácharas con los compañeros de trabajo, también es cierto que estarás solo y es muy probable que acabes echando de menos el factor humano durante largos periodos de tiempo. Por eso muchas personas optan por alquilar espacios de coworking o por trabajar de vez en cuando en una cafetería o biblioteca que les permita trabajar con su ordenador.

  • Aumento en las facturas por el uso en horas de trabajo: pasar más tiempo en casa significará que se incrementarán los gastos del hogar, como la factura del agua o sobre todo la de la luz, especialmente en épocas de frío o calor intenso donde tengas que encender los aparatos de tu hogar para regular la temperatura.

  • Complicaciones para separar entre la vida personal y laboral: el hecho de no tener un entorno distinto para vivir y para tus tareas profesionales puede hacer que te cueste desconectar y ceñirte a un horario. Eso puede causar que no descanses lo suficiente y acabes estresándote más que si trabajases en una oficina.

  • Distracciones: estar en casa puede hacer que te tengas que enfrentar a la tentación de ponerte a hacer las tareas domésticas, comer o incluso dormir durante tu horario laboral. Además, si vives con otras personas es muy posible que no respeten tanto como deberían tu horario de trabajo.

  • Problemas de comunicación: es cierto que en los últimos tiempos se han popularizado las videollamadas y son una herramienta de un valor incalculable, pero no suplen todas las virtudes de la comunicación en persona ni puedes usarlas todo el tiempo de tu jornada laboral porque supondría una pérdida de tu productividad.

  • Conseguir clientes como autónomo no es fácil: los comienzos como profesional autónomo teletrabajando no son nada sencillos y por eso muchas personas nunca acaban dando el paso o si lo dan, terminan fracasando. Y es que hay que consolidar la empresa, conseguir una base suficiente de clientes para subsistir y desarrollar un modelo de trabajo que te permita ofrecer unos servicios atractivos. ¿Cómo hacerlo? Echa un ojo a la siguiente sección.

Me he decidido, ¿cómo debo empezar?

Plataformas y empleos de teletrabajo

Además de conocer las ventajas e inconvenientes del teletrabajo es importante saber si tu tipo de trabajo es apto para realizar teletrabajo. En general, si ofreces servicios que se puedan llevar a cabo a distancia, particularmente a través de internet, estás entre el grupo de privilegiados que pueden empezar su propio negocio. Algunos de estos trabajos son programador, diseñador gráfico, traductor, profesor o escritor, por nombrar solo unos cuantos.

Comenzar puede ser difícil, sobre todo si no tienes uno o varios clientes a los que prestarles tus servicios desde un primer momento. En ese caso, o simplemente para ampliar tu cartera, puedes ofrecer tus servicios usando varios métodos.

  • Recurre a una plataforma para freelancers: existen webs como Upwork, Freelancer, PeoplePerHour o FlexJobs en las que puedes publicar tus servicios o acceder a ofertas de trabajo pensadas para personas que trabajan desde casa.

  • Crea una página web: una de las mejores formas de crear una buena impresión a tus potenciales clientes es crear una página web profesional y perfiles en redes sociales que sean de utilidad para tu actividad laboral.

  • Usa el boca a boca: hoy en día sigue funcionando muy bien que les pidas a tus clientes pasados que te recomienden y que les hagas saber a tus amigos y conocidos a qué te dedicas. Tu próximo cliente puede salir del lugar más inesperado.

¿Cuánto y cómo te pagarán?

Uno de los mayores problemas de dejar el mundo del trabajo asalariado es que en muchos casos renunciarás a un flujo estable de ingresos y tus ingresos variarán dependiendo de tus tarifas y de la carga de trabajo que tengas en cada momento.

Tendrás que decidir el precio de cada uno de tus servicios y para ello lo ideal sería que sondearas el mercado y vieras lo que ofrece la competencia y a qué precio. Además, tendrás que tener en cuenta que tus tarifas no se convertirán inmediatamente en beneficios, sino que se le restarán los gastos, los impuestos y demás cargas fiscales.

Una vez que establezcas una tarifa razonable, es importante elegir bien los métodos de pago aceptados, que pueden ir desde tarjeta de crédito hasta transferencia bancaria, pasando por otros modos de pago como PayPal. Es esencial que elijas un método de pago aceptado internacionalmente porque puede que algunos o muchos de tus clientes vengan de otros países.

Tener clientes internacionales no es algo que deba asustarte, es más, en muchos casos quizás es algo que incluso debas fomentar, ya que es muy frecuente que las tarifas que puedas cobrarles sean más altas que si el cliente fuera nacional. Además, hoy en día con soluciones como la cuenta multidivisa de Wise no hay excusas para no facilitar los pagos internacionales. La cuenta de Wise permite disfrutar de la posibilidad de gestionar balances en más de 50 divisas a través de una tarjeta bancaria y sobre todo recibir dinero con datos bancarios locales en varias divisas como euros, libras y dólares estadounidenses. ¿Y cuál es la ventaja de Wise respecto a los bancos? Sus bajas comisiones y que ofrece siempre el tipo de cambio medio a todos sus clientes; el que ves en Google. ¡Por qué es lo justo!

wise-app

Desde dónde teletrabajar

En muchos casos la opción más obvia es trabajar desde la casa en la que resides, pero puedes buscar otras opciones como un espacio de coworking o una biblioteca. Además de eso, puedes optar por mudarte a otro país o incluso ir moviéndote entre países para conocer mundo a la vez que trabajas, lo que se conoce como nómada digital, algo especialmente fácil de hacer si vives en la Unión Europea, aunque mucha gente opta por hacerlo en países de Latinoamérica o del Sudeste Asiático.

Decidas lo que decidas, debes tener en cuenta que en tu lugar de trabajo ideal normalmente necesitarás un espacio y un equipamiento que te permita trabajar:

  • Una buena conexión a internet
  • Un ordenador lo suficientemente potente para desarrollar tu actividad
  • Una cámara web
  • Auriculares con micrófono
  • Escáner e impresora si tu actividad lo necesita
  • Un entorno cómodo, tranquilo y seguro desde el que trabajar

Con esto estás listo para emprender la aventura, te deseamos la mejor de las suertes si decides pasarte al teletrabajo y que nos envíes una postal si decides convertirte en un nómada digital. ¡Mucha suerte!


Esta publicación es proporcionada sólo con fines de información general y no pretende cubrir la totalidad de los aspectos de los temas que trata. No tiene la intención de constituir un asesoramiento en el que deba confiar. Debe obtener asesoramiento profesional o especializado antes de tomar, o abstenerse de, cualquier acción basada en el contenido de esta publicación. La información contenida en esta publicación no constituye asesoramiento legal, fiscal u otro asesoramiento profesional de TransferWise Limited o sus afiliados. Los resultados anteriores no garantizan un resultado similar. No garantizamos, explícita o implícitamente, que el contenido de la publicación sea preciso, completo o que esté actualizado.

Wise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extranjero.

Descubre más

Consejos, noticias y actualizaciones en base a tu ubicación