¿Cómo hacer una transferencia bancaria de un banco a otro?

Wise
13.08.19
lectura de 5 minutos

Las transferencias bancarias son uno de los instrumentos de pago más usados en todo el mundo por su sencillez, seguridad y relativa rapidez. No solo sirven para hacer pagos, sino que también son una gran opción para enviar dinero sin necesidad de tarjetas ni tener que transportar efectivo.

3 tipos de transferencias bancarias

Dependiendo del país de origen y de destino las transferencias pueden dividirse en transferencias nacionales y transferencias internacionales. Las transferencias internacionales pueden dividirse a su vez en transferencias SEPA y transferencias fuera de SEPA.

A) Transferencias nacionales

Las transferencias nacionales son un método de envío de dinero desde una cuenta ordenante hasta una cuenta de destino ubicadas en un mismo banco o en bancos distintos, pero siempre dentro del mismo país.

B) Transferencias internacionales SEPA

La Zona Única de Pagos en Euros o “Single Euro Payments Area” (SEPA) es un espacio surgido por iniciativa de la UE para uniformizar las condiciones de los medios de pago de la UE, así como de Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza. Las transferencias entre estos países en euros tienen las mismas condiciones que las nacionales.

C) Transferencias internacionales fuera de SEPA

El resto de transferencias que no se realizan en territorio nacional ni entre países SEPA en euros. Son conocidas como transferencias internacionales fuera SEPA o transferencias internacionales a secas, y los bancos utilizan la costosa red SWIFT para efectuarlas.

Por ejemplo: al enviar 500 € en libra al Reino Unido

Proveedor Comisión Tipo de cambio Coste total
BancosBancos 15 € - 30 € (comisión + gastos SWIFT) Cambio con sobreprecio 15€ - 30€ + tipo de cambio con sobreprecio + comisión de bancos intermediarios
WiseWise 2,54 € Medio del mercado - el de Google 2,54 €

Cómo hacer una transferencia bancaria

Aunque hace décadas solo era posible hacer transferencias bancarias personalmente en tu sucursal, desde hace algunos años también es posible hacer transferencias por internet o incluso desde un cajero.

Cómo hacer una transferencia bancaria por internet

Las transferencias bancarias por internet son sin duda la opción más cómoda para mover fondos desde casa. Además de ahorrar tiempo, en muchas entidades bancarias este tipo de transferencias son más baratas que las transferencias en sucursales.

Hacer una transferencia por internet es muy fácil. Con solo disponer de tu usuario y contraseña, podrás entrar en el portal de tu banco y acceder generalmente a una sección denominada “Transferencias” mediante la cual se iniciará un asistente que te pedirá los datos necesarios y en la que tendrás que indicar también la cantidad y la divisa que se enviará.

Recientemente más y más bancos facilitan también el envío de transferencias a través de sus aplicaciones móviles, aunque en algunos casos tan solo se permite el envío de transferencias nacionales y SEPA.

Hacer una transferencia desde un cajero

Muchas entidades bancarias ofrecen la opción de enviar transferencias nacionales e internacionales SEPA desde cualquier cajero automático con las mismas condiciones que las transferencias por internet. Podrás enviar el dinero solo desde un cajero de tu banco y siempre y cuando tengas una tarjeta bancaria o cartilla aceptada por el cajero.

Aunque puede ser una opción de emergencia, tener que desplazarte a un cajero y la incomodidad de introducir los datos en el cajero no hacen de esta una de las mejores opciones.

Hacer una transferencia por teléfono

Prácticamente todos los bancos disponen de la posibilidad de efectuar operaciones a distancia mediante un número de atención telefónica, que en muchos casos está disponible las 24 horas del día. El problema es que en algunos casos puedes tener que esperar a que te atiendan y dictarle los datos necesarios al agente y que te los repita para tu confirmación, lo que puede dar lugar a errores y sin duda consumirá una buena cantidad de tiempo.

Hacer una transferencia en una sucursal

Muchas personas siguen optando por acudir a una sucursal de su banco para que les ayuden a enviar una transferencia. El problema es que normalmente tendrás que hacer cola, acudir en horario comercial y perderás tiempo en ir y volver desde casa o desde tu oficina.

Aunque se tarda tiempo, puede no ser un mal método si necesitas algo de ayuda o es la primera vez que haces una transferencia. Ahora bien, es muy probable que hacer transferencias desde una oficina sea más caro que hacerlo desde tu banca online.

¿Qué datos se necesitan para hacer una transferencia?

Una de las partes más problemáticas de enviar una transferencia internacional es conocer todos los datos necesarios del destinatario y de su banco, que pueden variar dependiendo del país y del tipo de transferencia:

  • Titular de la cuenta
  • País y dirección de residencia
  • Número IBAN si la cuenta es europea o número de cuenta para el resto
  • Código SWIFT/BIC del banco de destino
  • Concepto (opcional hasta ciertas cantidades)
  • Importe y divisa en la que enviarás el pago

Para algunos países pueden ser necesarios también códigos especiales como el sort code para Reino Unido o el código ABA para Estados Unidos.

Cuánto cuesta una transferencia bancaria de un banco a otro

Transferencias nacionales y SEPA

Las transferencias nacionales y SEPA tienen las mismas condiciones por la iniciativa de la UE. En los últimos años, estas transferencias han sufrido un abaratamiento y hoy en día una gran cantidad de bancos tienen cuentas que ofrecen las transferencias ordinarias SEPA de forma gratuita, aunque a veces obligan a cumplir ciertas condiciones como domiciliar la nómina o hacer los trámites solo de forma online o en cajeros. En algunos casos, las transferencias por teléfono y en muchos bancos las transferencias en sucursales tienen un coste más alto.

Aunque algunos bancos como ING tienen transferencias ordinarias gratuitas, otros cobran un pequeño porcentaje de comisión. BBVA por ejemplo impone una comisión del 0,5 % y un mínimo de 1,75 € online o 4 € en oficina¹, mientras que otros como Bankia tienen una comisión de mínimo 1,5 o 3,5 €² dependiendo de si tienes la nómina domiciliada o no.

Hay que destacar que también existe un tipo de transferencias SEPA inmediatas, las denominadas SCT y aunque en algunos casos sean gratis, estas suelen ser más caras que las transferencias SEPA ordinarias.

Transferencias internacionales fuera de SEPA

Las transferencias internacionales fuera de SEPA suelen ser más caras, ya que normalmente imponen un porcentaje de comisión con un mínimo más los denominados gastos SWIFT. La red SWIFT es la red internacional de transferencias y esos gastos son los que surgen del uso de esta. Además, normalmente el dinero pasa por varios bancos intermediarios que procesan la transacción y cada uno puede añadir su propia comisión adicional.

Cuando se hace una transferencia entre cuentas con distinta divisa, también puede tener que pagarse una comisión adicional en concepto de cambio de divisa. Además, de esa comisión, el tipo de cambio puede tener un sobreprecio respecto al llamado tipo de cambio interbancario que puede verse en Google. Todo esto puede hacer que las transferencias no SEPA tengan un coste muy alto con mínimos de 15 o incluso 25 € en algunos bancos sumando varios conceptos.

Wise: transferencias con el tipo de cambio medio

Existen alternativas a las transferencias bancarias tradicionales. Una de las mejores es Wise, que mediante un método revolucionario permite enviar transferencias internacionales de forma rápida y barata. Estas transferencias se pueden gestionar mediante la plataforma en línea de Wise, que te guiará en el proceso y te mostrará el coste y el cambio aplicado de divisa de forma transparente.

El coste de enviar dinero al extranjero con Wise es muy bajo y además de eso su gran ventaja es que usa siempre el tipo de cambio interbancario que muestra Google, para que no pierdas dinero de forma oculta. Por eso más de tres millones de personas ya saben lo que es ahorrar con Wise.

¿Cuánto tarda una transferencia bancaria?

Aunque las transferencias no tardan demasiado, el tiempo exacto dependerá del tipo de transferencia:

  • Transferencias bancarias nacionales: las transferencias ordinarias llegan en un día hábil después de su emisión, aunque si las envías después de la hora de corte de cada entidad, pueden llegar en dos días hábiles. Las transferencias inmediatas o SCT tardan entre 10 y 20 segundos.
  • Transferencias bancarias internacionales SEPA: mismas condiciones que las transferencias bancarias nacionales.
  • Transferencias bancarias fuera de SEPA: depende del número de bancos intermediarios por los que pase, pero en general entre 2 y 5 días hábiles.

Fuentes:
¹ Epígrafe 67 del libro de “Tarifas de Comisiones, Condiciones y Gastos repercutibles a Clientes” de BBVA España.
² Epígrafe 7 del apartado de “Tarifas para Particulares” de la web de Bankia

Comprobado por última vez el 13 de agosto de 2019.


Esta publicación es proporcionada sólo con fines de información general y no pretende cubrir la totalidad de los aspectos de los temas que trata. No tiene la intención de constituir un asesoramiento en el que deba confiar. Debe obtener asesoramiento profesional o especializado antes de tomar, o abstenerse de, cualquier acción basada en el contenido de esta publicación. La información contenida en esta publicación no constituye asesoramiento legal, fiscal u otro asesoramiento profesional de TransferWise Limited o sus afiliados. Los resultados anteriores no garantizan un resultado similar. No garantizamos, explícita o implícitamente, que el contenido de la publicación sea preciso, completo o que esté actualizado.

Wise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extranjero.

Descubre más

Consejos, noticias y actualizaciones en base a tu ubicación